COMO AHORRAR ENERGIA


¿Os habéis parado alguna vez a pensar cuánta energía consumimos? Seguramente, muchas veces no pensamos en el impacto que puede tener en el medio ambiente el gasto energético que generamos. Sin embargo, es muy fácil disminuir este consumo, con algunos métodos fáciles que os presentmos. No solo lo agradecerá el medio ambiente, sino también nuestro bolsillo.
APARATOS ELECTRONICOS
1. Desconecta los aparatos que no se utilizan frecuentemente, y apaga completamente los televisores o equipos de audio cuando no se están utilizando. Dejarlos en modo sleep puede gastar el equivalente a una ampolleta o bombillas de 75 watios encendida continuamente. Desconecta los cargadores de los teléfonos móviles cuando estos esten cargados. Asimismo, enciende impresoras sólo cuando el documento a imprimir está a punto.
2. No todos los aparatos tienen el mismo consumo energético.
La diferencia entre productos similares puede alcanzar hasta un 90%.
Por ello, si piensas comprar un aparato exige información sobre su consumo energético y escoge el que menos energía requiera.

CALEFACCION Y AIRE ACONDICIONADO
1.No abras las ventanas con la calefacción encendida.
2.No tapes las fuentes de calor con cortinas, muebles o elementos similares.
3.Instala un termostato en la calefacción y regúlalo para una temperatura de no más de 20º C en invierno, por cada grado adicional gastarás aproximadamente un 5% más de energía.
4.Cierra los radiadores que no precises y apaga completamente la calefacción si tu casa va a estar desocupada.
4.Si necesitas comprar un equipo de aire acondicionado, ten en cuenta la zona climática en que vives (tal vez no lo necesites), las dimensiones de tu vivienda, su orientación y el número de personas que habitan en ella.
5.Los equipos de enfriamiento por evaporación consumen menos energía y no contienen gases destructores de la capa de ozono.
6.El lugar más adecuado para situar el aire acondicionado es la parte sombreada de tu casa. En días calurosos prende el equipo antes de que tu casa se caliente y mantén las ventanas cerradas.
7.Deja entrar el sol en invierno; en verano evítalo con persianas, cortinas o toldos.

EN LA COCINA
1.Si necesitas comprar una cocina o un horno, elige el equipo que funciona con gas, no con electricidad.
2.Usa la olla de presión, ya que consume menos energía.
3.Tapa las cacerolas durante la cocción y baja al mínimo el fuego una vez que comience la ebullición.
4.Si usas el microondas en lugar del horno convencional ahorras hasta 70% de energía.
5.Aprovecha al máximo la capacidad del horno: cocina el mayor número posible  de alimentos en una sola vez. Al no abrir la puerta del horno innecesariamente evitarás la pérdida de al menos 20% del calor acumulado en el interior.
6.Descongela los alimentos dentro del frigorífico.
7.Verifica que las puertas del refrigerador y del congelador cierren herméticamente; procura mantenerlas abiertas el menor tiempo posible.
8.El frigorífico sitúalo alejado de las fuentes de calor y con suficiente ventilación.
9.Deja que los alimentos calientes se enfríen completamente antes de colocarlos en la nevera.
10.Evita mantener la puerta abierta mucho tiempo: puede ahorrar hasta un 5% de energía.
11.Ajusta el termostato para mantener una temperatura de 6º C en el compartimento de refrigeración y de -18º C en el de congelación.
12.Con el lavavajillas, usar los ciclos de lavado más cortos y secar los platos al aire libre es una buena manera de reducir su gasto energético. 
13.Lava la ropa en frío o baja temperatura, el 90% de la electricidad que se consume es para calentar el agua. Utiliza preferentemente los ciclos de lavado a 30º o 40 º y evita los de 90.
14.La secadora consume mucha energía; limita su uso a situaciones de urgencia. Lo ideal es que tiendas la ropa para que se seque con el aire y el sol.
15.No pongas en marcha lavavajillas o lavadora hasta que se llenen completamente.

ILUMINACION
1.Siempre que sea posible, aprovecha la iluminación del sol que es natural, gratuita y no contamina.
2.Utiliza colores claros en las paredes y los techos, así aprovecharás mejor la iluminación natural.
3.No dejes luces encendidas en habitaciones vacías.
4.Sustituye las bombillas "normales" por otras de bajo consumo. El precio de compra es mayor pero amortizarás pronto la inversión pues consumen un 80% menos y duran 8 veces más.
5. No instales focos ahorradores en habitaciones donde sea necesario encender y apagar la luz con frecuencia, pues se reduce la vida útil del producto.
6. Para aprovechar eficientemente la luz artificial, conviene mantener limpios los focos y las lámparas.

AGUA
1.El ahorro de agua produce ahorro de energía, pues el líquido es impulsado hacia tu vivienda con bombas eléctricas. Racionaliza tu consumo de agua (evita dejar los grifos abiertos durante el lavado, el afeitado, el cepillado de dientes). Si necesitas instalar nuevas llaves de agua, elige las más eficientes: las de tipo monocomando.
2. Si instalas reguladores de temperatura con termostato, principalmente en la ducha, ahorrarás 5% de energía.
3.Una temperatura del agua de 40º C es suficiente para ducharse. Regula el calentador a esa temperatura para evitar calentar agua y luego enfriarla mezclándola.
4.Ahorrando agua caliente ahorramos energía. Todos los consejos para ahorrar agua son válidos para ahorrar energía.

RESIDUOS
1.La producción de papel, cartón, vidrio y metales requiere de mucha energía. La separación de estos productos y su reciclaje permite ahorros significativos de energía. Por ejemplo, una tonelada de papel reciclado reduce el consumo de 4 mil 200 kilowatios de electricidad. Por ello:
- Reduce (tu consumo)
- Reusa (empaques,envases) y
- Recicla (los productos que haz adquirido)
2.Reducir nuestra generación de residuos depende en gran medida de que cambiemos nuestros hábitos de consumo. Para ello evita usar productos excesivamente empaquetados, productos desechables, así como todo tipo de plástico. Y lo más importante: si en verdad no lo necesitas, no lo compres.
3.Cuando salgas de compras lleva una bolsa de tela para que no utilices bolsas de plástico.
4.Si necesitas pilas usa las que son recargables. De ser posible, adquiere un cargador solar.

TRANSPORTE
Los vehiculos son la principal fuente de contaminación de las grandes ciudades y son uno de los mayores generadores de emisiones de CO2.
Por ello:
1. Siempre que puedas, utiliza el transporte colectivo en lugar del coche particular (las emisiones por persona se reducen drásticamente en función de la capacidad del vehículo). Lo ideal sería que siempre que puedas, vayas en bicicleta o caminando - es mucho mas saludable tanto para ti como para el medioambiente.
2.Mantén en buenas condiciones tu automóvil. Revisa especialmente la presión de las llantas, su alineación, el estado del filtro de aire, las bujías y la carburación.
3.Si realmente necesitas comprar un automóvil, elige el que se ajuste a tus necesidades reales y el que menos combustible consuma (de preferencia sin aire acondicionado, porque utilizan gases que propician el cambio climático).
4.Al conducir, mantén la velocidad de circulación lo más uniforme posible. Si evitas frenar y acelerar de manera innecesaria, así como los constantes cambios de marcha, ahorrarás 15% de combustible y reducirás los costos de mantenimiento del vehículo.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Recibe actualizaciones en tu Email :)