COMO ELABORAR CREMA FACIAL DE CERA DE ABEJA

Todos sabemos que las cremas faciales nutren nuestra piel, previenen las arrugas o disminuyen las arrugas ya formadas. Sin embargo, muchas de las cremas que están a la venta son caras y  contienen muchos componentes artificiales, algunos de ellos altamente tóxicos. 

Aquí os dejamos dos recetas de cremas faciales caseras - son fáciles de hacer, naturales, y sobre todo - ¡no cuestan mucho dinero! La elaboración es muy simple, y la satisfacción de usar una crema hecha por ti es inmensa.
La base de las cremas será la cera de abeja, manteca o lanolina y aceite vegetal. Cada uno de los aceites que se utilizan en cosmética natural tiene una determinada propiedad.

Como conservante natural y emulsionante de grasas y agua utilizaremos bórax (acido bótico), que es un producto totalmente natural, con propiedades astringentes y limpiadoras. Como agua podemos utilizar una infusión, agua normal o destilada, zumos de plantas aguas de azahar, hammamelis, rosas.


En cada crema, añadiremos unas gotas de aceite esencial - cada aceite esencial tiene un efecto especifico que puede ser muy benericioso para nuestra piel.
La mayoria de los productos necesarios para la elaboración de nuestra crema casera se puede adquirir en droguerias, tiendas de productos quimicos, grandes supermercados o establecimientos naturistas.

CREMA DE ROMERO (PARA PIELES GRASAS)
60 gr de infusión de romero
10 gr de cera de abeja (blanca)
15 gr de manteca de karite o lanolina (grasa de lana de oveja)
50 gr de aceite de soja
10 gr de aceite de coco
02 gr de bórax
6 gotas de aceite esencial de limón o cedro

CREMA DE AGUACATE (PARA PIELES SECAS)
60 gr de agua o infusión
08 gr de cera de abeja
15 gr de manteca de cacao o de karite
10 gr de aceite de aguacate
50 gr de aceite de almendras
02 gr de bórax
6 gotas de aceite esencial de geranio

Elaboración:
1. Verter en un recipiente A las mezclas de cera, manteca o lanolina, aceites; calentar a fuego lento hata que se hayan derretido (temperatura de trabajo: 40-50 Cº).
2. En un recipiente B, calentar el agua y diluir alli el bórax.
3. Verter el recipiente A (mantecas y aceites) en el recipiente B (agua con bórax), mezclar removiendo bien hasta obtener un líquido lechoso.  Se puede utilizar batidora eléctria.
4. Añadir el aceite esencial y seguir batiendo hasta que la crema esté a punto de espesar.
5. Guardar la crema en tarros de cristal limpios y secos, dejar enfriar.

Puesto que las cremas que os presentamos son naturales y no llevan conservantes, es mejor mantenerlas en la nevera para que no pierdan sus cualidades. La fecha de caducidad óptima serían dos semanas después de su elaboración.


Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Recibe actualizaciones en tu Email :)