SPA EN CASA, PARTE II: EL ROSTRO

Os presentamos la segunda parte de SPA en casa - hoy cuidaremos de nuestro rostro. Veremos que determinadas frutas y otros productos naturales son de gran utilidad para hacer mascarillas faciales, cuyos principales beneficios son: nutrir, hidratar, reafirmar y darle vida a nuestra piel, disimular o eliminar arrugas, cerrar poros, prevenir el envejecimiento. Aparte de todos estos beneficios, aplicar una mascarilla facial nos permite un momento de relajación, que podemos disfrutar cuando nos apetezca y sin derrochar dinero!


Importante: Las mascarillas siempre se deben aplicar sobre la piel limpia. Usar preferiblemente una vez a la semana, y siempre con ingredientes frescos, cuando su valor nutritivo es más alto (nunca dejar la mezcla para el día siguiente). Lo mejor es hacer primero una prueba de alergia (por ejemplo, detrás de la oreja) antes de aplicar la máscara en el rostro. Mantener la máscara cara durante 15-20 minutos y aclarar con agua tibia.

MASCARILLA PARA NUTRIR Y LIMPIAR EL CUTIS
Vierte 4 nueces molidas en 100 ml de leche caliente. Cuando la mezcla se enfrie, aplica sobre la cara y mantén durante 10 minutos. Haz pequeño masaje y aclara con agua tibia. Las nueces actuan como un peeling, ayudan a eliminar las células muertas de la piel y la nutren.

MASCARILA REVILITALIZANTE “FOREVER YOUNG”
Bate una yema de huevo, 2 cucharadas de aceite de oliva y una cucharadita de jugo de limón. Aplica la mezcla sobre el rostro y el escote, deja actuar durante 30 minutos, aclara con una gasa húmeda y aplica una crema hidratante.

MASCARILLA PARA REDUCIR LAS ARRUGAS
Aplasta con un tenedor un plátano o la pulpa de un aguacate. Bátelo junto con una cuchara de nata. Aplica la mascarilla sobre el rostro y deja actuar unos 20 minutos. Aclara con agua mineral.

MASCARILLA PARA LA PIEL SECA Y SENSIBLE
Cuece 2 cucharas de semillas de linaza en una taza de agua. Deja cocinar tranquilamente a fuego lento hasta que la mitad del agua se consuma y te quede una pasta espesa y viscosa. Aplicaa la papilla sobre el rostro y el escote, deja actuar durante 15 minutos. Emplea 2-3 veces a la semana. La piel se volverá más suave, hidratada, nutrida.

MASCARILLA PARA CERRAR LOS POROS
Ralla una manzana (junto con su piel) y añade una cucharada de yogur natural, una de zumo de limón y una de miel. Mezcla bien hasta obtener una pasta homogénea, y aplica sobre el rostro, sobre las partes de tu cutis que tengan los poros abiertos. Deja actuar durante 20 minutos y limpia con agua. La mascarilla es perfecta no sólo para cerrar los poros, sino también para suavizar el cutis.

MASCARILLA REAFIRMANTE PARA PIELES MADURAS
Echar cuatro cucharadas de agua hirviendo sobre una cucharadita de té verde y rojo. Mezcla la infusión, aún caliente, con dos cucharadas de yogur natural. Aplicaa sobre el rostro y deja actuar durante 20 minutos. La mascarilla tiene efecto reafirmante y astringente para el cutis.

TÓNICO PARA LA LIMPIEZA DEL CUTIS
Lava el pepino y cortarlo en rodajas finas, conservando su piel y todo el zumo que se desprenda. Colócalo en una cacerola con medio litro de agua y déjalo hervir durante media hora. Cuela, reserva el líquido resultante en un frasco de vidrio con cierre hermético. Puedes usar el tónico diariamente para limpiar el cutis. Guarda el tónico en la nevera, donde resiste una semana sin problema.

LECHE DESMAQUILLANTE
Recomendada para la pieles normales. Sumerge un disco de de algodón en la leche, exprime suavemente y échale unas gotas de aceite de girasol. Utiliza el algodón para quitar el maquillaje, aclara el exceso con un poco de agua. 


Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Recibe actualizaciones en tu Email :)