SPA EN CASA, PARTE III: EL CABELLO

Hoy en nuestro SPA EN CASA vamos a ocuparnos de nuestro cabello. Existen muchísimos productos de origen natural que podemos emplear perfectamente para mejorar el estado de nuestra cabellera. Con las infusiones, mascarillas y acondicionadores naturales, mantendrás tu pelo nutrido, brillante y repleto de las propiedades que ofrecen estos productos naturales. Recuerda que aparte de las mascarillas, el champú que utilices debe ser muy suave, sin los innecesarios aromas artificiales, e intenta evitar el uso del secador si tienes problemas con la caída del pelo. Por supuesto, no te olvides de una dieta adecuada para tu pelo – procura comer alimentos ricos en magnesio, hierro, vitaminas del grupo B, vitamina A, C y E, ácidos grasos omega-3. 


MASCARILLA DE YEMA Y ACEITE DE OLIVA
Ideal para nutrir el cabello débil y dañado, y mantenerlo brillante, puesto que la yema y el aceite de oliva están ricos en nutrientes perfectos para el cabello.
Bate 1 yema de huevo con un tenedor, agrega, poco a poco, 2 cucharadas de aceite de oliva (como si estuvieras preparando una mayonesa). Al obtener una masa homogénea, añade una cucharada de agua tibia (no demasiado caliente). Aplica la mascarilla sobre todo el cabello antes del lavado con champú, déjalo actuar unos 20 minutos, acláralo con agua y lava tu pelo como de costumbre.

ORTIGAS Y VINAGRE PARA PREVENIR LA CAIDA DEL PELO
La ortiga es conocida como un medio ideal para fortalecer las raíces del cabello y prevenir la caspa. La infusión de ortigas que os proponemos no está recomendada para cabellos rubios.
Echa en un recipiente un puñado de hojas de ortiga seca (puedes comprar las hojas de ortiga en cualquier herbolario), vierte encima de las hojas ¼ litro de vinagre de manzana hirviendo. Deja las hortigas en el vinagre durante 15 minutos, luego cuéla el líquido con un colador y espere hasta que lse enfrie. Enjuaga tu pelo con la infusión obtenida cada dos o tres días, y pronto notarás tu cabello más fuerte. Nunca utilices ortigas frescas, porque pueden teñirte el pelo de color verde – y no querrás parecer un OVNI...!

MASCARILLA DE NATA PARA UN PELO DAÑADO
Para regenerar el pelo débil, dañado por tintes, sol, plancha o secador de pelo, aplícate esta mascarilla una vez por semana, durante unas cuantas semanas.
Mezcla 2 cucharadas de nata con 1 cucharadita de jugo de limón y media cucharadita de aceite de girasol. Aplica la mezcla sobre tu cabello, cúbrelo con una bolsa de plástico o una toalla y deja actuar durante 10 minutos. Aclara con agua limpia. 

 
ENJUAGUE DE MANZANILLA PARA ACLARECER EL PELO
Para aclarecer tu pelo o intensificar los mechones dorados, podemos preparar una infusión muy simple.
Echa 2 litros de agua hirviendo sobre 2 puñados de hojas secas de manzanilla. Tapa, deja enfriarlo unos 20-30 minutos y enjuaga el pelo, después de lavarlo, con la infusión. Puedes echar un poco de jugo de limón.

PAPILLA PARA EL PELO SECO
Si tu pelo es seco y dañado, prueba con una papilla especial. 
Aplasta un aguacate con el tenedor, añade 3 cucharadas de mayonesa o nata. Aplica la papilla sobre el cabello, tapa bien el pelo con una toalla y deja actuar durante 30 minutos. Pasado este tiempo, lava el pelo con un champú para cabellos secos.

ROMERO CONTRA LA CASPA
Para combatir caspa, confía en las propiedades del romero y aceite.
Mezcla 2 cucharaditas de aceite con 10 gotas de aceite esencial de romero. Aplica bien sobr tu cuero cabelludo con suave masaje. A la mañana siguiente, lava el pelo como de costumbre.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Recibe actualizaciones en tu Email :)