ECO-TRUCOS: BICARBONATO DE SODIO

Hoy os mostramos los diferentes usos que puedes darle al bicarbonato de sodio.

El bicarbonato de sodio es un compuesto sólido cristalino muy soluble en el agua, se encuentra en depósitos de minerales en todo el mundo. Es un artículo casero muy fácil de adquirir (disponible en cualquier supermercado), tiene múltiples usos en la limpieza, en la higiene personal, en la cocina, para aliviar algunas dolencias. El bicarbonato no es tóxico, es biodegradable y por consiguiente inocuo para el medio ambiente. Aparte de esto, es muy económico!

Aquí os dejamos una recopilación de usos del bicarbonado de sodio, que seguramente os vendrán bien en algún momento:


LIMPIEZA:
-  Quitar la obstrucción de los desagües: Vierte una taza de por el desagüe seguido por tres tazas de agua hirviendo.
-  Lavar platos, ollas y sartenes: Para ayudar a reducir la grasa y los alimentos en la vajilla, ollas y sartenes, añade 2 cucharadas de bicarbonato de sodio, junto con tu detergente para lavar platos regular.  Para  ollas con  alimentos pegados, déjalas en remojo con bicarbonato de soda, detergente y agua primero, luego usa bicarbonato de sodio en seco sobre una esponja o un trapo limpio y húmedo en forma de polvo para evitar rayones.
-  Limpiar los azulejos de la bañera: Vierte aproximadamente media taza de bicarbonato en un recipiente y agrega una cantidad suficiente de jabón líquido. Limpia los azulejos con una esponja empapada con esta preparación, enjuaga.
-  Limpiar el microondas u horno: Espolvorea bicarbonato de soda en una esponja húmeda limpia y pásala suavemente dentro y fuera del microondas/horno. Enjuaga bien con agua.
-  Limpiar recipientes de café y té: Te ayuda a retirar manchas de café y té y eliminar el sabor amargo de tazas y cafeteras. Prepara una solución de 1 /4 taza de bicarbonato de sodio y 1 litro de agua caliente. Para las manchas difíciles, intenta empapar durante la noche con una solución de bicarbonato de soda y detergente o lava con una esponja húmeda limpia con bicarbonato de sodio.
-  Eliminar el olor de orina de gato o de perro: Rocía con bicarbonato de sodio el lugar y deja reposar durante unas horas antes de barrer.
-   Mejorar el olor: Espolvorea o coloca una caja de el bicarbonato dentro de la nevera, en el fondo del cubo de basura, dentro de lavavajillas, en los tuppers, en el armario; el bicarbonato absorberá los olores
-   Limpiar las hortalizas: Rocía bicarbonato de sodio y a continuación lava las verduras. El bicarbonato de sodio actúa como un abrasivo excelente, sin dañar a la hortaliza, pero eliminando las pesticidas y las ceras.
-  Mantener limpia la tabla de cortar: Restriega de vez en cuando la tabla con una pasta hecha con una cucharada de bicarbonato sódico, una de sal y una de agua. Enjuaga bien con agua caliente.

HIGIENE PERSONAL
-  Exfoliante facial y corporal: Prepara una pasta con 3 partes de bicarbonato de sodio y 1 parte de agua. Frota con suaves movimientos circulares para exfoliar la piel. Enjuaga. Puedes repetirlo varias veces a la semana.
-  Limpiar el cabello: Espolvorea una cucharadita de bicarbonato en la palma de la mano, añade tu champú favorito. Aplica y enjuaga como de costumbre. Repítelo una vez por semana – el bicarbonato de sodio te ayudará a eliminar los residuos de los productos químicos de la peluquería, y además dejará tu cabello más limpio, fresco y manejable.
-  Pasta de dientes: Si un día te quedas sin pasta de dientes, no te preocupes. Hasta que puedas ir a la tienda a por una nueva, puedes hacer tu propia pasta de dientes alternativa, mezclando el bicarbonato con agua. Puedes también hacer enjuagues bucales con una cucharadita de bicarbonato disuelta en medio vaso de agua – así neutralizarás los olores.
-  Ardor de estómago: El bicarbonato de sodio es un antiácido seguro y eficaz para aliviar el ardor de estómago, acidez estomacal o indigestión. Agrega media cucharadita de bicarbonato de sodio a un vaso de agua y tómatelo.
-  Mordeduras de insectos: Prepara una pasta de bicarbonato de sodio y agua, y aplica como un bálsamo sobre la piel afectada.
-  Baño neutralizante: Añadie media taza de bicarbonato de sodio al agua del baño. Un baño así neutralizará los ácidos en la piel y te ayudará a eliminar el sudor, aparte de dejar una piel muy suave.
-  Pies cansados: si has andado o estado de pie durante mucho tiempo, para aliviar el cansancio de tus pies disuelve 3 cucharadas de bicarbonato de sodio en un recipiente con agua tibia y sumerje los pies durante unos 10 minutos; frota suavemente y enjuaga. 

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Recibe actualizaciones en tu Email :)