SPA EN CASA, PARTE V: LAS MANOS


Nuestras manos, al tener constante contacto con agua, detergentes, expuestas al frío y a la polución, a menudo se resecan y agrietan. Y puesto que las manos son una parte del cuerpo que tenemos muy expuestas a las miradas de los demás, debemos protegerlas y cuidar a diario, para mantenerlas en perfectas condiciones. Existen en el mercado muchísimas cremas protectoras especiales para las manos, pero os aseguramos de que no hay nada mejor que las cremas, lociones y mascarillas naturales que podemos preparar rápidamente en nuestra casa. En LA ECOVIDA presentamos algunas recetas caseras que ayudarán a mantener tus manos  y uñas en perfecto estado.



LIMPIADOR DE AZÚCAR PARA QUITAR LAS MANCHAS
Pon una cucharita de azúcar en la palma de tu mano, con la otra mano vete vertiendo jugo de limón recién exprimido, hasta que el azúcar quede empapado del jugo. A continuación, frótate ligeramente las manos (las palmas y la parte exterior) con esta mezcla durante unos minutos y aclara con agua tibia. Este limpiador, si lo empleas varias veces al mes, dejará tus manos claras, sin manchas y suaves como la seda.

LINAZA PARA LAS MANOS SECAS
Vierte en un bol 1,5 vaso de agua hirviendo sobre 2 cucharadas de linaza. Espera 10-15 minutos, hasta que las semillas de linaza suelten el ¨moco¨. Deja tus manos en remojo durante 15 minutos, luego aclara con agua. Repite el tratamiento cada 2 días para notar los efectos.

LOCIÓN DE SALVADO DE TRIGO PARA LAS MANOS ÁSPERAS
Vierte un puñado de salvado en copas en el agua hirviendo. Tapa el recipiente y déjalo reposar durante 10 horas (lo puedes preparar por la noche, y aplicar al día siguiente). Transcurrido este tiempo, cuela la infusión que se haya segregado y añade 4 cucharadas de vinagre de sidra. Remuéve todo bien y aplica la loción en las manos varias veces al día. Es una loción no grasa que va fenomenal para las manos secas, ásperas y agrietadas. 

CREMA SUAVIZANTE DE YEMA DE HUEVO
Tritura una cucharada de almendras , agrega la yema de un huevo (previamente batida con un tenedor) y mézclalo con 2 cucharadas de miel. Mezcla todo hasta obtener una masa suave y aplica en tus manos. La crema es idónea para suavizar las manos agrietadas por el trabajo, por los detergentes, así como ásperas por el frío.

CREMA HIDRATANTE DE AGUACATE Y YOGUR
Haz puré de 1 aguacate, mézclalo con el jugo de medio limón y media taza de yogur natural. Aplica la mezcla en las manos y déjala actuar durante 15 minutos. A continuación, aclara con abundante agua tibia. Esta crema no sólo hidrata y suaviza las manos, sino que también disminuye las manchas de la edad que pueden aparecer en las manos.

BAÑO EN ACEITE DE OLIVA PARA FORTALECEL LAS UÑAS
Calienta delicadamente media taza de aceite de oliva, añade una cucharadita de jugo de limón. Mézclalo bien, y deja los dedos en remojo durante unos 20 minutos. Transcurrido este tiempo, masajea el aceite de oliva en tus uñas. Puedes repetir este tratamiento todos los días.

TERAPIA DE PEPINO PARA LAS UÑAS FRÁGILES Y QUEBRADIZAS
Ralla un pepino, añade medio limón cortado en trocitos pequeños y 2 cucharadas de manzana rallada. Mezcla los ingredientes bien y deja los dedos en remojo en la papilla obtenida durante 20 minutos. Repite la terapia todos los días durante unas 3 semanas. Tus uñas se volverán suaves, brillantes y más fuertes.  


Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Recibe actualizaciones en tu Email :)